Lipoescultura con cavitación

0

La cavitación estética es un tratamiento de lipoescultura no agresivo que no requiere intervención quirúrgica, ni hospitalización o anestesia, pues se lleva a cabo de manera ambulatoria en centro especializados, aunque también existen dispositivos desarrollados para el uso doméstico que se pueden remplazar como tratamiento de adelgazamiento o para mantener los resultados de alguna intervención anterior.

El tratamiento consiste en aplicar varias sesiones reiterativas en un determinado plazo de tiempo indicado por el especialista. El número de sesiones a requerir dependerá en gran medio del problema a tratar así como otros factores adicionales como pueden ser la edad del paciente y condición física.

La cavitación es un tratamiento seguro que no conlleva riesgos para la salud, no obstante existen recomendaciones a seguir para optimizar los resultados y evitar la aparición de efectos secundarios como el beber suficiente agua durante el tratamiento para favorecer la depuración y drenaje de la zonas afectadas.

La principal aplicación de la cavitación estética es la de reducir las zonas rebeldes o con tendencia a la acumulación de grasas como las cartucheras, celulitis y contorno. Esto se consigue a través de la disolución transdémica de la grasa localizada mediante las ondas  generadas por la máquina que pasarán el torrente sanguíneo y deben ser drenadas para que se expulsen al exterior, ese es el motivo por el que se requiere beber un mínimo de tres litro de agua repartida en varias tomas a lo largo del día para favorecer la expulsión.

cavitacion_antesAunque la cavitación está sonando últimamente entre los tratamientos estéticos de moda, no es una terapia nueva, pues lleva en el mercado aproximadamente unos diez años desde que se lanzó en Estados Unidos, país pionero en incluir en sus tratamientos de belleza y  liporeductores para exportarse posteriormente a otros países.cavitacion_piernas

 

Ventajas de la Cavitación

Una de las ventajas de la cavitación respecto a la lipoescultura tradicional, es que la onda aplicada sobre la zona afectada además de favorecer la lipolisis o drenaje de grasas, también ejerce un efecto beneficioso sobre la piel estimulando la producción de colágeno y elastina para prevenir la flacidez y celulitis que en ocasiones se producen en la liposucción estándar.

Otra ventaja adicional es que él no requiere de cuidados excesivos pos-tratamiento como sucede con la lipoescultura o liposucción en los que se precisa llevar una faja reductora durante un par de tiempo.

Hay que tener claro que la cavitación no sustituye a un régimen alimenticio saludable ni a la dieta de control de peso. Pues aunque el contorno o perímetro de las zonas afectadas resulten visiblemente reducidos, se trata de un tratamiento estético que debe ser únicamente utilizado con dicha finalidad, por lo que aquellas personas con un problema de sobrepeso u obesidad deberán someterse previamente a una dieta controlada para subsanar el problema y recurrir a la cavitación estética únicamente como complemento una vez que se haya adquirido un peso saludable.

cavitacion
Aunque la cavitación como hemos mencionado no implica riesgos para la salud, cualquier persona que sufra algún problema de salud deberá consultar previamente con un especialista médico para consultarle e informarle sobre la aplicación de dicho tratamiento con el objetivo de evitar complicaciones o interacciones con otros tratamientos farmacológicos que pudieran haber sido prescritos para el tratamiento del problema.

Pueden aparecer leves hematomas al realizar la infiltración, así como la rotura de algún pequeño capilar mientras se está realizando el tratamiento.

El efecto de la cavitación, depende la forma de vida de las personas, si realizan actividades físicas, dietas equilibradas etc. Si se requieren mantenimientos, esto depende del paciente.

La cavitación es realizada en personas que solo tiene pequeñas acumulaciones de grasa, para obtener resultados buenos y satisfactorios.

La liposucción es una técnica quirúrgica en la que se extraen los adipocitos, reduciendo las capas de grasa de forma definitiva. Aunque la eficacia de este tratamiento es mayor, al ser una técnica quirúrgica precisa unos días de baja laboral.

Además de la eliminación de la grasa y volumen, cuando la piel se calienta, se aumenta la formación de nuevo colágeno, fibras elásticas, con lo que mejora la flaccidez, la tensión y en general de la piel de la zona tratada.

El ejercicio físico se debe realizar de forma obligatoria y pautada, para ayudar a eliminar la grasa que ha sido traumatizada, por vía renal.

Previamente, hay que realizar un perfil graso, bajar la ingesta de alimentos ricos en grasa y en hidratos de carbono, beber suficiente liquido antes y sobre todo después del tratamiento. Después de la terapia también se recomienda ejercicio físico ya que ayuda a eliminar la grasa.

En definitivo, los resultados de la cavitación son:

  • Mejora de la piel y pérdida de celulitis.
  • Eliminación de grasa localizada.

CAVITACION_DESPUES

Autor : marie-claire.es