0

CRIOLIPÓLISIS

La criolipólisis es un tratamiento no invasivo para la eliminación de grasa corporal mediante la aplicación de frío extremo (de 0 a -1 grados centígrados), la grasa al ser poco resistente al frío se cristaliza y sale por vías urinarias durante el período de un mes.

 Es una de las más recientes técnicas para eliminar grasa localizada.  Es una muy efectiva alternativa a otros tratamientos, como pueden ser la liposucción, el lipoláser, la presoterapia o la cavitación. Este tipo de tratamiento emplea una tecnología nueva y completamente no-invasiva, que combina el vacuum con la tecnología del enfriamiento controlado, para localizar y eliminar grasa abdominal localizada. Es un método revolucionario, que hace uso de la congelación, para luego eliminar de forma natural las células grasas que han sido sometidas al tratamiento (grasa localizada).

El número de sesiones puede variar dependiendo de la grasa acumulada en el cuerpo.

Este tratamiento se aplica una vez al mes.

Eliminar grasa abdominal

La criolipólisis se está empleando en muchas clínicas europeas de “alto standing”, en las cual se está obteniendo un gran éxito empleando es tipo de tratamiento. Los resultados son realmente excepcionales tanto para mujeres como para hombres.

La grasa localizada no deseada del abdomen, de la zona interior de los muslos y de los brazos son solo algunas de las zonas del cuerpo en las cuales se obtienen magníficos resultados con la criolipólisis, eliminando el tejido graso a través de su congelación.

Criolipólisis

Es difícil de decir un número exacto de sesiones de criolipólisis que se deben hacer, dado que esto depende de cada persona en parte y del grosor del estrato de tejido adiposo. Normalmente se necesitan entre una y tres sesiones, a veces cuatro y raramente cinco. Hay que tener en cuenta que el periodo que tienes que dejar entre las sesiones no puede ser inferior a 45 días.

El procedimiento no es doloroso para los pacientes. Estos notan al principio una ligera presión en la zona que se está tratando, debido al sistema de vacuum. Luego, esta sensación es reemplazada por una de frío local, en especial al principio de la sesión.

Después de finalizar el procedimiento, en la zona tratada es normal que la piel esta muy rojiza y levemente dormida, sensación que puede persistir durante varias horas. Algunas veces es posible que aparezcan pequeños hematomas que desparecen a los pocos días, pero no es muy frecuente.  Estos son los únicos efectos secundarios que se conocen de este tratamiento para eliminar la grasa corporal.