0

TRATAMIENTO DESCONGESTIONANTE DE CONTORNO DE OJOS

Mascarilla descongestionante de contorno de ojos para eliminar líquidos retenidos, por cansancio, estrés, exceso de alcohol, etc.

Las pieles sensibles son bellas y finas, pero reaccionan ante la menor agresión. El contorno de los ojos es una zona frágil que se merece una atención especial. La piel del contorno de los ojos está casi totalmente privada de la protección del film hidrolipídico natural que envuelve la dermis de todo el cuerpo y que asegura la hidratación superficial. Es menos rica en fibras de colágeno y elastina que mantienen la textura, elasticidad y tono de la piel.

Para proteger y prevenir la formación de las arrugas es necesario dedicar al contorno de los ojos cuidados apropiados.  Se trata de productos específicos, nutrientes e hidratantes que demuestran su eficacia usados correctamente y a diario. Las fórmulas más suaves pueden usarse a partir de los 20 años y de forma preventiva mientras que las más ricas en activos están indicadas para edades más avanzadas.

Deben aplicarse al menos dos veces al día, por la mañana y por la noche sobre piel previamente limpia y tonificada con un producto de limpieza facial apropiado.  Tras un tratamiento continuado los productos para el contorno de ojos devuelven la luminosidad a la mirada ya que reducen las arrugas, suavizan las “patas de gallo” y aportan firmeza para mitigar los signos de cansancio.

Mascarilla descongestionante de contorno de ojos para reducir las bolsas que aparecen bajo los ojos:

  • Dormir con la cabeza más alta que el cuerpo, es decir, con una almohada o dos, ya que provoca que el líquido se acumule menos en la zona facial, en concreto en las bolsas oculares. De esta manera, te levantarás con mejor aspecto y con los ojos menos hinchados.
  • Una cena ligera a base de verdura y con poca sal también ayuda a una menor retención de líquido y, por tanto, a tener un mejor aspecto por la mañana.

Lavar la cara con agua muy fría por la mañana ayuda a bajar las bolsas. Además, con el ejercicio físico a primera hora -aunque sea simplemente andar- se acelera la eliminación de líquidos en la zona facial y, por lo tanto, mejoran antes el aspecto de las bolsas. Hay quien llena un bol con agua y hielo y sumerge el rostro.